RSS

Archivo de la etiqueta: Consultoria

Imagen

FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO NEONATAL E INFANTIL

FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO NEONATAL E INFANTIL

FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO NEONATAL E INFANTIL
Recopilación: S. Pérez Fonticiella
A. GENÉTICOS Y CONSTITUCIONALES.
Sexo del RN
Origen étnico
Peso materno preconcepción
Talla materna
Condición hemodinámica materna
Peso y talla paternos
Endogamia y consanguinidad
Factores genéticos adicionales a los padres:
Alteraciones cromosómicas
Herencia monogénica o mendeliana
Mitocondrial o de herencia materna
Herencia multifactorial

B. FACTORES DEMOGRÁFICOS Y PSICOSOCIALES
Edad materna extrema: menor de 20 años y mayor de 35 años.
Nivel socioeconómico bajo: principalmente falta de educación de la madre, ocupación e ingresos.
Estado civil: soltera o divorciada
Factores psicológicos maternos: estrés y ansiedad.
Habitación y sevicios básicos de vivienda deficientes: agua, drenaje, luz, gas.

C. FACTORES NUTRICIONALES
Ganancia de peso gestacional
Ingesta calórica
Gasto energético, trabajo y actividad física.
Ingesta proteica
Hierro y anemia
Ácido fólico y vitamina B12
Zinc y cobre
Calcio, fósforo y vitamina D
Vitamina B6
Otras vitaminas y elementos traza

D. PATOLOGIA MATERNA
Desnutrición
Tuberculosis
Diabetes mellitus
Hipertensión crónica
Colagenopatias
Cardiopatías
Nefropatías
Infecciones congénitas: toxoplasmosis, sífilis, herpes, hepatitis, rubeola, citomegalovirus
Enfermedades por trasmisión sexual y de transmisión vertical, como el VIH
Morbilidad materna diversa
Infección de vías urinarias
Infección cérvicovaginal
Tabaquismo
Alcoholismo
Cafeína
Uso de fármacos
Adicción a marihuana, drogas o narcóticos
Exposición a tóxicos.

E. FACTORES OBSTÉTRICOS
Multiparidad
Intervalo intergenésico corto
Actividad sexual intensa al final del embarazo
Crecimiento intrauterino en embarazos previos
Duración de la gestación en embarazos previos
Aborto espontáneo previo
Muerte neonatal u óbito previo
Infertilidad previa
Incompetencia ístmico cervical
Alteración anatómica uterina
Isoinmunización RH negativa
F. ATENCIÓN PRENATAL.
Primera consulta prenatal
Número de consultas prenatales
Calidad de la consulta prenatal
Hipertensión aguda del embarazo
Sangrados del tercer trimestre: placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta.
Insuficiencia feto-placentaria
Ruptura prematura de las membranas
Embarazo múltiple
Polihidramnios
Crecimiento intrauterino y duración de la gestación presente.

G. ATENCION DEL PARTO Y DEL RECIÉN NACIDO.
Presentaciones anormales en el trabajo de parto
Prolapso o anomalías del cordón umbilical
Vía abdominal o vaginal
Parto instrumentado
Presentación
Duración del trabajo de parto
Líquido amniótico. Características y cantidad.
Trabajo de parto espontáneo o inducido.
Anestesia general
Bloqueo peridural
Registro cardiotocográfico
Centro de atención perinatal y neonatal.

H. FACTORES FETALES
Bajo peso al nacimiento por prematurez: menos de 37 semanas de edad gestacional.
Retardo en el crecimiento intrauterino: peso por debajo del percentil 10 para la edad gestacional.
Posmadurez: mayor de 41 semanas de edad gestacional
Sufrimiento fetal con acidosis crónica
Malformaciones congénitas

I. FACTORES NEONATALES
Reanimación neonatal deficiente:
Apgar 1´ igual o menor de 3
Apgar 5´ igual o menor de 5
Trauma obstétrico
Asfixia perinatal
Asistencia ventilatoria prolongada
Prematurez:
o Enfermedad de membrana hialina
o Persistencia del conducto arterioso
o Enfermedad pulmonar crónica del prematuro
o Hemorragia de la matriz germinal e intraventricular
o Hipotermia e hipoglicemia
o Alteraciones hidroelectrolíticas
o Hiperbilirrubinemia con exsanguinotransfusión
o Sepsis neonatal
o Enterocolitis necrosante
o Apnea del prematuro
o Anemia del prematuro
o Osteopenia del prematuro
o Retinopatía del prematuro
Retardo del crecimiento intrauterino
o Encefalopatía hipóxico isquémica
o Aspiración de meconio
o Hipertensión arterial pulmonar persistente
o Síndrome de fuga de aire
o Cardiomiopatía hipóxico isquémica
o Insuficiencia renal
o Policitemia e hiperviscosidad sanguínea
o Hipotermia, hipoglicemia, hipocalcemia
o Hiperbilirrubinemia
o Sepsis neonatal
o Crisis convulsivas de diferente origen
Hipotiroidismo congénito
Hiperplasia adrenal congénita
Errores innatos del metabolismo
Hospitalización muy prolongada en la UTI neonatal.

J. FACTORES EN LA INFANCIA
Desnutrición calórica proteica
Anemia ferropriva
Infecciones
Inmunizaciones incompletas
Rehospitalizaciones
Deprivación biológica, psicológica y social del niño
Maltrato y abuso sexual
Violencia intrafamiliar
Accidentes e intoxicaciones
Riesgos ambientales para la salud de los niños.

K. FACTORES DE RIESGO IATROGÉNICOS
No realizar asesoría genética preconcepcional a una pareja de padres portadores de alguna patología monogénica, con transmisión autosómica recesiva, ej. enf de orina de jarabe de maple, de modo de evitar muerte o daño cerebral permanente
Realizar maniobras de reanimación neonatal sin capacitación ni adiestramiento profesional con riesgo de ocasionar un evento de asfixia perinatal el RN
No realizar de manera obligatoria tamiz neonatal para detección del hipotiroidismo congénito en todo RN.
Evaluar incorrectamente crecimiento y desarrollo del niño, por desconocimiento, negligencia y omisión profesional.
Los factores de riesgo se identifican en el feto, en la mujer embarazada o en el periodo de pre-post parto y se reconocen en el RN por sus características clínico-patológicas como evento de asfixia, hipoxia-isquemia, encefalopatía hipóxico-isquémica o hemorragia intracraneana en sus diversas estratificaciones.

PERÍODOS CRÍTICOS DE DESARROLLO DEL SISTEMA NERVIOSO.
El desarrollo del sistema nervioso está determinado por:
Factores internos programados (genéticos)
Factores externos no programados (epigenéticos)
Estos factores ejercen amplias interacciones en el tejido cerebral en desarrollo contribuyendo asi a su organización citoarquitectónica.
En los períodos críticos, ocurre un crecimiento cerebral rápido, es decir una tasa máxima de proliferación migración y diferenciación celular.Heterocronía, formación de las estructuras cerebrales en diferentes momentos de la ontogenia, por esto el desarrollo cerebral puede estar afectado en diferentes momentos o periodos prenatales y/o postnatales quedando en directa dependencia del tiempo y duración en el que se presente el daño.Algunas investigacosines recientes, realizadas en Inglaterra por la Dra Sarah-Jane Blackmore plantean que ya no se puede hablar de períodos críticos estableciendo límites muy rígidos como se consideraba antes.
SIGNOS DE ALARMA NEUROLOGICO EN RN
 Falla persistente para la succión- deglución -respiración apropiada
 Llanto muy agudo o muy grave
 Extremada irritabilidad o inconsolabilidad
 Extremada somnolencia o aletargamiento
 Maños empuñadas o atrapamiento del pulgar de manera persistente
 Posturas anormales
 Hipertonía generalizada persistente
 Hipotonía generalizada
 Escasez de movimientos espontáneos
 Movimientos asimétricos
 Crisis convulsivas
 Trauma obstétrico o asfixia perinatal severa
 Lesiones en al línea media sobre la columna vertebral.
FACTORES DE RIESGO EN EL DESARROLLO NEONATAL E INFANTIL
Recopilación: S. Pérez Fonticiella

Consultoría IINNUAR Neuropsicología Psicología Psicopedagogía Neuropsico-sociopedagogía

* Pintura de Donald Zolan  http://www.zolan.com/  https://www.facebook.com/pages/Donald-Zolan/331718406856264

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LA REVOLUCIÓN DE LA ESPERANZA.

LA REVOLUCIÓN DE LA ESPERANZA.

933963_518073354920013_819953815_nHace algunos días revolviendo libros en una pequeña librería de la ciudad de Córdoba, me topé con La Revolución de la Esperanza – Hacia una tecnología humanizada –  de Erich Fromm.

El título ya es bastante sugerente, y uno se pregunta:   se puede seguir escribiendo sobre la esperanza en esta época?. ¿Por qué  hay que humanizar la tecnología? ;¿ qué  se nos fue de las manos? .

Inevitablemente  nos viene  la imagen de algunas novelas o ensayos de “ciencia Ficción”, como las de Un mundo feliz de  A.  Huxley, o 1984, de Orwell, y legendarias  películas como Tiempos Modernos o Metrópolis.

Fromm plantea un tema muy polémico por estos días,  relacionado  a la trampa en que caemos los integrantes de esta sociedad de consumo, respecto a la necesidad (un poco interna, y otro poco creada por los medios), de poseer bienes materiales, y por otro lado, la permanente queja e insatisfacción en que estamos sumidos.

Esta contradicción que se hace más evidente en los adultos, esta angustia existencial del querer tener, y una vez logrado, seguir  experimentando la herida abierta de que algo, igual me sigue faltando y que nada  colma, ese estado de insatisfacción permanente, esa queja constante de aburrimiento, de no saber qué hacer, de no tener ganas, que tanto nos molesta en el discurso y actitudes de los niños y adolescentes de hoy, en realidad, es una semillita que hemos sembrado los adultos. Recordemos, que somos su mejor y su peor espejo.

“La creciente insatisfacción con nuestra actual forma de vida, con su pasividad y su silencioso aburrimiento, su abolición de la vida privada y su despersonalización, aunada al ansia de una existencia dichosa y significativa, que responda a esas necesidades especificas desarrolladas por el hombre durante los últimos milenios de su historia y que lo hacen diferente tanto del animal como de la maquina computadora. Esta tendencia es muy fuerte porque la clase opulenta de la población ha gustado ya de la plena satisfacción material y ha descubierto que el paraíso del consumidor no da la felicidad que promete.  El pobre, dice Fromm, desde luego no ha tenido  oportunidad alguna de descubrirlo, excepto observando la falta de alegría de aquellos que “poseen todo lo que un hombre podría desear”.

Hasta las ideologías y los conceptos han perdido mucho de su atractivo, asi como los clises tradicionales de “izquierda”  y “derecha” o “comunismo” y “capitalismo” han perdido su significado.

“Los individuos buscan una nueva orientación, una nueva filosofía, que tenga por centro la prioridad de la vida – física y espiritual – y no la prioridad de la muerte.”

Cuando los papás nos consultan por un niño entre los 5 y los 11 años que no quiere ir a la primaria, que no quiere estudiar ni hacer tareas que tengan que ver con aprender cosas nuevas, que ni siquiera se motiva en ir a la escuela, como lugar de reunión y socialización con otros chicos, nos preocupa más, que el encontrarnos con algún trastorno de lenguaje, o dificultades en las matemáticas.  Saben por qué?, Porque la motivación , la alegría de vivir , la alegría de conocer  , de dominar la lectura y el cálculo  para acceder a todo un universo de conocimientos, y  aventuras,  no se enseña, por lo menos con los métodos de educación y reeducación tradicionales.

La alegría de vivir,  compartir y saciar la curiosidad del niño y el adolescente, se contagia.

Siiiii,  ….se contagia !    Se trasmite con el ejemplo, no con el discurso, con la pasión con que nuestro hijo nos ve resolver un problema, escuchar atentamente una conversación, leer un libro, pedir disculpas cuando nos equivocamos, ser solidarios con nuestros semejantes,  discrepar con respeto en una discusión con los amigos.

Es un importante “virus” que deberíamos inocular los adultos próximos al niño:  padres, docentes, amigos, desde las primeras etapas de su vida.

Hace algunos días,  una mamá me contaba fascinada de su última adquisición tecnológica,  un columpio digital. Tú colocas al chico, me explicaba,  dentro de una bolsa de tela con orificios para que cuelguen las piernitas del bebé, aprietas un botón y el columpio hamaca automáticamente al niño a diferentes velocidades, acompañado si quieres de música funcional, solo apretando  otro botón,…y como broche de oro, lo podes disponer justo frente a la TV y allí, el niño estará siendo mecido, arrumacado , y cantado por su mama electrónica, viendo las mejores secuencias de dibujitos con personajes de formas nada humanas que se lanzan unos sobre otros violentamente, que gritan  estrepitosamente, teniendo que  salvar al mundo de algún villano o de la amenaza de una explosión nuclear.

LA CULTURA ICÓNICA.

Ya lo he planteado en otros artículos publicados, que la cultura icónica en la que se mueven los niños y adolescentes de hoy, acaba por transformar sus gustos, sus hábitos perceptivos e incluso sus procesos mentales, convirtiendo en obsoletas e ineficaces muchas de las formas de comunicación utilizadas tradicionalmente.

Esas modificaciones perceptivas, afectan no solo a la aceleración  en la estimulación sensorial, sino también a la exigencia de la calidad de los estímulos, y esto nos lleva a caer abruptamente en el consumo,  – cada vez demandamos más y mejor imagen – , mejor calidad de sonidos, nuevos  equipos de audio y nuevas computadoras se vuelven rápidamente “antiguas”.

Ya lo señalamos en “El discreto encanto de la seducción audiovisual”,  artículo, publicado en este Semanario: resultados de  investigaciones recientes nos han aportado información, acerca de los riesgos que tiene el pasar muchas horas frente a la Tv para niños y adolescentes, en especial, como altera sus niveles de atención, la  regulación de la conducta y compromete sus aprendizajes.

LECHE Y MIEL.

Fromm nos enseñaba, en su hermoso libro “El Arte de Amar”,  que La mayoría de las madres son capaces de dar “leche”, pero sólo unas pocas pueden dar “miel” también.

Que significa esto?

Fromm decía:   “Para estar en condiciones de dar miel, una madre debe ser no sólo una “buena madre”, sino una persona feliz -y no son muchas las que logran alcanzar esa meta-.

No hay peligro de exagerar el efecto sobre el niño. El amor de la madre a la vida es tan contagioso como su ansiedad.

Ambas actitudes ejercen un profundo efecto sobre la personalidad total del niño; indudablemente, es posible distinguir, entre los niños -y los adultos- los que sólo recibieron “leche” y los que recibieron “leche y miel”.

Yo me pregunto y les pregunto, parafraseando a un conocido periodista, se necesita algo más que sentido común, para darnos cuenta que no es lo mismo, ayudar a crecer a un bebé y a un niño desprovisto del contacto humano, de unos brazos que lo abracen y acunen cálidamente, de unas manos que mesan suavemente su cuna o su columpio, o de la privación de la melodía inconfundible de la voz materna o paterna cantando una canción de cuna….

Esta experiencia humana, es irrepetible y nos marca para siempre. Si me preguntan dónde está la génesis de las ganas de vivir, de la esperanza, de la confianza en que vivir vale la pena, que desarrolla un ser humano,  les diría que está ahí, en esas primeras experiencias e interacciones entre un bebé y su madre o su padre. Experiencias que nos marcan para toda la vida, que modelan nuestras actitudes, nuestra predisposición a ser espectadores o actores en el escenario humano, y que se cristalizan en recuerdos.

¿Y qué es Recordar?… como nos señala el escritor uruguayo Eduardo Galeano, recordar viene del latín “re- cordis”, y quiere decir, volver a pasar por el corazón…

Silvia Pérez Fonticiella

CONSULTORA EN NEUROCIENCIAS

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los trastornos del aprendizaje escolar

Sin El Diagnóstico Adecuado, Los Afectados Tienen MuchasPosibilidades De Sufrir Fracaso Escolar, Conductas Adictivas, Frustraciones O Desinterés, Y Este Escenario Produce, Entre Otras Cosas, Inestabilidad Familiar Y Preocupación Docente.

Los trastornos del aprendizaje en las aulas, son en la actualidad más habituales de lo que pudiera pensarse, aunque a veces, tardan años en diagnosticarse, o incluso, llegan a pasar inadvertidos; esta anomalía, produce jóvenes con baja autoestima y dificultades de adaptación laboral. Desde hace años, neurocientíficos de la talla de Kandel o Swartz, entre otros, han especificado claramente que todas estas patologías tienen origen neurobiológico y sus manifestaciones inciden en la vida social y personal. Si esta premisa es desconocida y diagnosticada con parámetros basados sólo en lo emocional, social o conductual, el niño recorrerá un largo y desalentador camino escolar que le depositará en la adolescencia con la etiqueta de un “joven terrible” a quien no le gusta estudiar. En la Argentina, estas pautas modernas no son abonadas por todos los pediatras y neuropediatras, quienes concluyen el camino hacia la supuesta solución, con medicación y la derivación a psicoterapia clínica o a un psicopedagogo para que aborde el problema exclusivamente escolar. Los tiempos han cambiado y es preciso que las diferentes áreas de la neurociencia trabajen en equipo para prestar ayuda verdadera a estos niños y adolescentes que padecen tan sólo alguna disfunción cerebral transitoria o algún trastorno reeducable y pasible de rehabilitación.

El camino es que el médico pediatra y/o el neuropediatra, deriven al paciente a una evaluación neuropsicológica, llevada a cabo por especialistas en Neuropsicología,  para que con el informe exhaustivo y pormenorizado, pueda indicar el tratamiento específico a la patología que presenta el chico, y la medicación en caso que sea necesario.

Autor:Es importante tener en cuenta, que estos problemas representan un porcentaje nada despreciable del alumnado de todas las escuelas. Estadísticas realizadas en España, por ejemplo, indican que entre 2 y 10 alumnos de una clase de 25, padecen algún trastorno del aprendizaje. Esto significa un  3% a 8% de la población en edad escolar. Según estos datos, la dislexia, por ejemplo, afecta a entre el 5% y el 15% de los escolares, el TDAH a entre el 3% y el 8%, la discalculia (acalculia o dificultades en el aprendizaje de las matemáticas) a entre un 1% y un 3%, y el trastorno del desarrollo del lenguaje a entre un 2% y un 4%.

Un diagnóstico diferencial, elaborado por profesionales del área de la salud

No hay duda de que hay una base genética o neurobiológica de estos trastornos. Los primeros estudios cognitivos para averiguar si un niño padece alguno de estos problemas, podrían manifestarse en primer año de primaria. Pero el infradiagnóstico aún es elevado y hay más trastornos del aprendizaje sin diagnosticar, que casos conocidos. Cuando esto ocurre, los afectados tienen un alto riesgo de fracaso escolar y, en el caso de los TDAH, de caer en conductas adictivas, así como de sufrir inestabilidad familiar y laboral.

Base neurobiológica

Los conocimientos científicos actuales han revelado que no se trata de niños con Coeficiente Intelectual por debajo de la media para su edad, al contrario, encontramos niños con un CI normal y hasta superior, por lo cual es preciso buscar las causas de por qué no rinden acorde a lo esperado en la escuela, por que no se esfuerzan y por qué no están motivados. Hoy se sabe que en la mayoría de los casos estas causas son de base genética y neurobiológica. Prueba de ello es que, en una muestra de 2.000 niños, sólo en el 8% no se halló ninguna base neurobiológica al trastorno del aprendizaje que padecían, al 92% restante se le pudo diagnosticar como un trastorno específico.

Según detalla Anna López, neuropsicóloga de la Unidad de Trastornos del Aprendizaje Escolar del mismo hospital, el TDAH se relaciona con una disfunción en el lóbulo frontal, mientras que la dislexia se corresponde con una en el hemisferio izquierdo en su parte posterior, teniendo, según los últimos descubrimientos, una base genética; el trastorno específico del desarrollo del lenguaje con problemas en el hemisferio izquierdo -en las áreas perisilvianas-, la discalculia tiene su base en el lóbulo parietal bilateral y, en el caso del TANV,(Trastorno de aprendizaje no verbal),  aunque no está tan claro, se barajan dos hipótesis: por un lado, que su origen esté en el hemisferio derecho, y por otro, en las áreas posteriores bilaterales.

DEBERES PARA EL SISTEMA EDUCATIVO
Los niños con TDAH, dislexia u otro trastorno del aprendizaje merecen una atención diferente. La escuela debe adaptarse para poder flexibilizar los diseños curriculares, para atender a la diversidad de alumnos que acuden a sus aulas. Los escolares afectados necesitan que se realicen adecuaciones metodológicas a los procedimientos educativos -y no de contenidos- para evitar  en posteriores casos de fracaso escolar. El sistema imperante hasta ahora, basado en un aula de 25 alumnos, donde todos atienden a la misma materia, con la misma metodología y a la misma hora, es obsoleto y debe superarse para permitir que estos niños completen sus estudios, según la visión de los expertos en educación, Enric Roca y Jordi Carmona.

Para contrarrestar estas dificultades del día a día, los neuropsicólogos proponen tomar de forma fraccionada los exámenes a los niños con TDAH, o asegurarse de que han apuntado bien los deberes que se les han encargado para la casa. Según se afirma, estos niños deberían sentarse en las primeras filas, para que presten más atención, en ellos el refuerzo da mejor resultado que el castigo. En líneas generales, requieren de una supervisión más cercana. En cambio, los afectados por dislexia necesitan estrategias compensatorias para poder aprender los mismos contenidos que sus compañeros. Los neuropsicólogos proponen que no se les haga leer en público, para evitar sentirse en ridículo, que se les reduzca el temario de los estudios, se les ofrezca más tiempo para los exámenes, puesto que les cuesta más leer que al resto, se les dé la posibilidad de examinarse de forma oral en lugar de por vía escrita, ya que deben realizar un gran esfuerzo para escribir, así como aplicar un baremo diferente para evaluar su ortografía.

Debemos adaptar las aulas para conseguir niños felices, que tengan un grupo de referencia, motivados para aprender y para que su trastorno del aprendizaje no sea un obstáculo para su futuro profesional.

Prof. Mario Valdez

Neuropsicología del Lenguaje

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: