RSS

Archivo de la categoría: Ciencias del cerebro

CONSECUENCIAS NEUROLÓGICAS DE LA VIOLENCIA INFANTIL

EL CICLO BIOLÓGICO DE LA VIOLENCIA

 “El dogma de la vida social es estar continuamente haciendo la sociedad, sin esperanza de acabarla, porque con cada hombre que nace hay que emprender el mismo trabajo. “Ha acabado su educación” no quiere decir que ya no tenga más que aprender sino que se le han dado los medios e indicado modos de seguir aprendiendo”

  • Simón Rodríguez.

Los niños que han sido víctimas de malos tratos, muestran mayor riesgo de presentar en la adultez conductas anti-sociales y violentas.

Factores genéticos, ambientales, biológicos, hormonales, neurológicos, sociales y familiares, conforman una compleja trama que determinan la estructura psíquica del agresor adulto.

CONSECUENCIAS NEUROBIOLÓGICAS DEL MALTRATO INFANTIL
Cambios estructurales y funcionales Consecuencias para el adulto
 

Cambios estructurales:

*Menor volumen de: Hipocampo, cerebelo y cuerpo calloso

*Híper-activación  de la amígdala

*Maduración precoz de la corteza pre-frontal.

Cambios funcionales:

*Síntomas de Trastorno de Estrés Post-traumático

*Menor procesamiento de la información

*Menor integración inter-hemisférica

*Alteración cognitiva y psicopatologías

*Maduración y lateralización precoz

 

*Pérdida unilateral del tejido de la amígdala y el hipocampo del lóbulo temporal.

*Irritabilidad límbica

*Menor lateralización hemisférica en tareas que implican procesamiento verbal.

*Descenso del metabolismo de glucosa en el cuerpo calloso.

 MÁS EMPATÍA, MENOS VIOLENCIA

  • Las áreas cerebrales asociadas con la conducta empática, coinciden en gran parte con las relacionadas con la agresión y la violencia. Cabría deducir entonces que la estimulación en un sentido de esos mismos circuitos cerebrales, podría reducir la actividad en la otra.

  • El ser humano es la especie más violenta, ya que es capaz de matar en serie y otras atrocidades, pero a la vez la más empática, ya que es capaz de ponerse en el lugar del otro y actuar de modo altruista con otros individuos que no comparten la misma carga genética

LOS MENORES MALTRATADOS NO MUESTRAN EMPATÍA Y REACCIONAN CON ENFADO ANTE EL MALESTAR DE OTROS NIÑOS

  • También influyen los aprendizajes y el ambiente donde vivimos:

  • UNA EDUCACIÓN QUE FOMENTA LA EMPATÍA, TRAZA UN BUEN CAMINO PARA REDUCIR LA VIOLENCIA.

  • Poseemos una predisposición biológica para ser violentos, empáticos o ambas cosas, pero el ambiente primario modera su expresión.

ACTITUD EMPÁTICA Y PERDÓN

  • Tanto los juicios empáticos como los del perdón, activan la circunvolución frontal superior izquierda y la corteza orbito-frontal.

  • Un estudio científico trabajó con un grupo de jóvenes de ambos sexos con Trastorno por Estrés Postraumático, a partir de una terapia cognitiva específica. La activación de las estructuras cerebrales para la empatía y el perdón, cambiaron conforme se resolvían los síntomas del Trastorno.

EMPATÍA Y CORTISOL

  • El “cortisol” es una hormona esteroidea producida por la glándula suprarrenal. Esta hormona se libera como respuesta al estrés y una de sus funciones principales, es la de incrementar el nivel de azúcar en sangre y ayudar al metabolismo.

  • Un grupo de niños fue utilizado para una experimentación científica, habiéndose medido al comenzar la prueba, el nivel de cortisol, ritmo cardíaco y actividad electro-dérmica de cada uno.

  • La prueba consistía en entregar a cada niño una caja con piezas para la construcción de un edificio, pero sólo sería posible lograrlo con la suma de las piezas de todos los niños, es decir que el trabajo debía ser en cooperación.

  • Al final de la prueba, el grupo que había obtenido mejor resultado producto de la cooperación, presentaba menor respuesta de cortisol, mientras que quienes no pudieron beneficiarse con el método cooperativo, presentaban incremento de cortisol en sangre.

BIBLIOGRAFÍA

  • MESA GRESA Y MOYA ALBIOL, “Neurobiología del maltrato infantil: El ciclo de la violencia”, Revista de neurología

  • MOYA ALBIOL, Luis, “Psicología de la violencia”, Pirámide, Madrid, 2009

  • MOYA ALBIOL, HERRERO Y BERNAL, “Bases neuronales de la empatía”, Revista de Neurología, vol. 50  N*2, año 2010

  • TOMASELLO Y KATZ, “¿Por qué cooperamos?, Madrid, 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , ,

Imagen

PSICOANÁLISIS Y NEUROCIENCIAS

PSICOANÁLISIS Y NEUROCIENCIAS

Esta imagen me sugiere como interpretación, un cerebro que también se construye, como algo que no está dado, y que no responde al prejuicio de que nacemos y ese cerebro no se modifica, ya Ramón y Cajal habia planteado que sus investigaciones lo llevaban a la idea de que tendría que haber algún tipo de regeneración neuronal, y en la actualidad las neurociencias han confirmado que siempre y toda la vida podemos crear nuevas sinapsis si tenemos los estímulos adecuados, si “trabajamos sobre nuestro cerebro”, como muestra la imagen ; además tenemos también la confirmación neurofisiológica que la palabra, las terapias basadas en la palabra, como el psicoanálisis, también producen “encendido” de circuitos neuronales. Todo está conectado, las fronteras entre las disciplinas deben ser más flexibles, más laxas, debemos trabajar conjuntamente para comprender la complejidad del ser humano, y realizar mejores intervenciones que den cuenta de “la dimensión” bio-psico-social y axiológica”. SPF.

Este tema puede profundizarse si les interesa con nuestro trabajo en  presentación en PPT Neuroplaticidad El despertar de la Neuronas “Messi”  en este Blog. 🙂

https://iinnuar.wordpress.com/?s=neuronas+messi

IINNUAR

Consultoría Capacitación profesional Interconsulta y Supervisiones de Casos Clínicos – Clinica individual e institucional : Neurociencias – Neuropsico -sociopedagogía – Neuropsicología Psicología Psicoanálisis Psicopedagogía Sociología de la Educación Metodologias cualitativas de investigación Sociología Clínica
Especialistas en aplicacion de NTics a la Educación. Cambridge Teaching with ICT award
Investigación Consultoria en Diagnóstico Tratamiento
Investigadores
Consultorio on-line

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

TEST DE INTELIGENCIA – WISC III – WISC IV

Lea este artículo sobre la evolución de la inteligencia, en la pag. NEUROCIENCIA de este blog  …

¿Cómo ha cambiado la noción de inteligencia a través del tiempo?

 ¿Podemos llegar a ser más inteligentes de los que somos?      

¿Qué es la Neuroplasticidad cerebral?

¿Qué miden los test de inteligencia?          

¿Cuáles son las diferencias entre el WISC III  y el WISC IV?

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Los Abuelos tenían razón….

Con frecuencia, llegan al consultorio padres preocupados porque observan que a sus hijos, les cuesta o les  toma mucho tiempo hacer la tareas escolares. Ante esta situación, ellos plantean que quisieran ayudarlos pero que les resulta difícil, ya sea porque han cambiado los métodos y el propio hijo le cuestiona que así no es como le enseñó su Seño, o porque los padres  no tienen tiempo para dedicarle, porque hay otros hijos mas pequeños que atender, entre otras razones expuestas. De pronto, siempre buscando entre mis libros palabras inspiradoras, apareció la de un compatriota que tiene una larga trayectoria docente y que considera imprescindible que cada familia sea protagonista en la construcción de la inteligencia de sus hijos. De ese libro, del Maestro uruguayo Alfredo Gadino quiero compartir con uds. algunas reflexiones…

¿Los  Abuelos  tenían  razón?

Cuando tengo un ratito libre y miro los cuadernos de mi hijo, pienso en cuanto ha cambiado lo que se aprende en la escuela. Si me quedo con él cuando hace los deberes y lo veo tropezar, quisiera ayudarlo, pero entre lo que me olvidé y lo que a mi me enseñaron de una manera distinta, yo mismo no sé por dónde empezar. Aunque no lo diga, resuelvo que estos temas de conocimientos queden para la escuela, mientras en casa nos ocupamos de otros aspectos: la salud del hijo, sus afectos, sus costumbres, los valores morales que va formando. “En eso, que es tan importante, si,  que la familia educa” me afirmo.

Si por casualidad el abuelo llega a oír esta reflexión seguramente protestará: “En otros tiempos si, que la familia educaba a los jóvenes. Ahora, en cambio, los padres nunca están…”

¿La familia actual, educa o no a los hijos?

¿Los padres de hoy no podemos ayudar a nuestros hijos a saber  más, a conocer mejor?

Los abuelos dicen que antes se educaba mejor.

Para llegar a una conclusión sobre este tema, lo mejor es que busquemos las características que tenían antes las familias, digamos por ejemplo un grupo familiar de sesenta o setenta años atrás, cuando los abuelos eran niños, para compararlo con la vida familiar tal como se desarrolla hoy y así, encontrar las diferencias, los cambios que hubo.

Es una buena ocasión para rebuscar en uno de esos cajones del armario que rara vez se abre, hasta encontrar alguna antigua fotografía de aquella época que por fin encontramos; nos llamó la atención una foto, fechada en …1920.!!

Allí se celebraba un acontecimiento especial: la llegada de un nuevo año. Pero la familia grande no esperaba el comienzo del año para reunirse: en cada cumpleaños, en los bautismos, en los casamientos, las navidades, en circunstancias de enfermedad o muerte, esa ocasión se repetía. Y si no totalmente, una gran parte de la familia se reunía cada domingo. Mientras se degustaba en la mesa la pasta amasada pacientemente por las señoras, mientras en la sobremesa se jugaba a la lotería o más tarde, en la rueda del mate, se comentaban las novedades de la familia, de la ciudad, del mundo, también se compartían las preocupaciones, se analizaban conductas y se buscaban salidas, – entre todos- a los problemas de cada uno.

La familia entera creaba un modelo de conducta para los jóvenes: una actitud basada en la obediencia, en el respeto a la autoridad de los mayores, en la solidaridad,  en el acento religioso de los conceptos morales que se inculcaban.

En esa época la educación infantil estaba regida por normas muy precisas, durante toda la primera infancia los niños permanecían en el hogar, ya que los Jardines de Infantes eran todavía un sueño de algunas educadoras. Después, los niños debían recibir en la escuela, la instrucción que les posibilitara mantenerse o ascender en la escala social.

Ya adolescentes, a los varones les correspondía su formación profesional como aprendices en el taller, el comercio o el escritorio de un pariente; mientras que las niñas, luego de la escuela primaria, debían ser preparadas para cumplir su futuro papel de amas de casa.

Nos interesa destacar que todos los parientes influían en el comportamiento de los niños.

La familia grande era algo así como el conjunto de piezas de un  mismo color del juego de ajedrez, que se mueven en direcciones diversas, que actúan unas y otras con leyes propias, pero dispuestas a enfrentar, apoyándose entre si, el conflicto con el mundo exterior.

Pero la vida, ni antes ni ahora, queda inmóvil como una imagen fija del pasado. El fotógrafo pudo detener por un instante el tiempo para esa familia, pero no más que por un instante, mientras esperaban el fogonazo que producía aquella máquina enorme, cubierta por un paño negro. Pero después del “Ya está”, todo el movimiento se reinició. Los hombres volvieron a sus trabajos en una ciudad en pleno desarrollo industrial y comercial, con permanente actividad portuaria. Los jóvenes se iniciaron en la nueva realidad política que había sustituido las luchas armadas por las discusiones en los clubes partidarios. Las mujeres soñaron con la participación más activa en la sociedad, que estaba posibilitada por el liceo femenino y el empleo en los comercios. El país crecía con nuevas oleadas de inmigrantes, con la formación de sindicatos, la instalación de bancos, creación de facultades en una Universidad cada vez más concurrida. El centro de la capital multiplicó su actividad  comercial, los barrios se llenaron de altas chimeneas industriales, el tranvía eléctrico los recorrió a todos, el carbón tuvo que dejar paso al petróleo, se empezaron a necesitar dactilógrafos, linotipistas, maquinistas de todo tipo; fueron necesarios más agrónomos, contadores, maestros…

La sociedad en su conjunto fue cambiando. Y todos esos cambios repercutieron inevitablemente en la organización de lo que  conformaba el tejido de la sociedad, su célula básica: la familia.

Esos cambios, ¿fueron para bien? No podríamos decirlo. Pero lo que sí sabemos, es que los padres de los niños de hoy no pueden reinstaurar las costumbres del pasado, reproducir las formas de educación que ellos recibieron. Deben crear nuevos modos porque los propios hijos les están pidiendo que los ayuden, ahora, en esta realidad: les están reclamando apoyo para comprender este entorno tan complejo de hoy, para poder construirse como jóvenes mientras construyen un mundo distinto.

 

 

 

Silvia Pérez Fonticiella

Consultora

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

EPILEPSIA Clasificación de Sindromes epilépticos

Grupos de Síndromes Síndromes específicos Principales tipos de crisis Patrones en EEG más típicos
Convulsiones neonatales benignas no familiares Crisis clónicas breves Normal, (interictal)
Convulsiones benignas de lactante, (no familiares) Crisis de inmovilidad, cianosis, hipertonía, con generalización secundaria o sin ella. Agrupadas. Predominan en vigilia. Normal o espigas fronto-centrales
Epilepsias focales idiopáticas de infan, niñez y la adolescenci Epilepsia benigna de la niñez con espigas centro-temporales Crisis clónicas o tónicas unilaterales, predominantes en la cara o miembros supe-riores, más frecuentes durante el sueño. Bloqueo del habla. Sialorrea Espigas centro-temporales o rolándicas. Con frecuencia, activadas por el sueño.
Epilepsia benigna occipital de inicio temprano, (tipo Panayiotopoulos) Crisis versivas oculocefálicas y vómitos ictales. Más frecuentes durante el sueño Espigas occipitales. Con frecuencia, activadas por el sueño
Epilepsia occipital de inicio tardío, (tipo Gastaut) Crisis visuales, (amaturosis transito-rias, fosfenos, ilusio-nes, etc.), seguidas de crisis motoras y cefaleas migrañosas Paroxismos punta-onda occipital que se bloquean al abrir los ojos
Convulsiones focales benignas del adolescente Crisis focales motoras y somato-sensitivas agrupadas con generalización secundaria o sin ella. Predominan en vigilia. Normal, (interictal)
********* ************** ************** *************
Convulsiones familiares neuronales benignas Crisis clónicas breves. Apneas Normal. (interictal)
Convulsiones familiares benignas del lactante Crisis de inmovilidad, cianosis e hipertonía con generalización secundaria o sin ella. Agrupadas. Predominan en vigilia Normal. (Interictal)
Epilepsia del lóbulo frontal nocturna autosómica dominante Auras no específicas seguidas de crisis motoras con hiperactividad, movimientos de pedaleo, hipertonía o distonía. Agrupadas. Predominan durante el sueño. Anormalidades inespecíficas a nivel formal.
Epilepsia del lóbulo temporal familiar Déja-vu. Miedos. Náuseas. Taquicardia. Distorsiones visuales y auditivas. Normal a ondas lentas focales temporales o temporo-occipi-tales
Epilepsias focales fliar, (autosómicadominantes) Epilepsia focal familiar con focos variables Crisis parciales simples y parciales complejas de origen predominan en el lóbulo temporal. Predominan durante  sueño. Normal o anormalidades focales
Epilepsia rolándica autosómica dominante con dispraxia del habla Crisis clónicas o tónicas unilaterales en la cara y los miembros superiores. Predominan en sueño. Ocasionalmente gene-ralización secundaria Espigas centro-temporales unilaterales o bilaterales. Con frecuencia, activadas por el sueño
Epilepsia parcial autosómica dominante con manifestaciones auditivas Alucinaciones auditivas como campa-neos o susurros, síntomas visuales, olfatorios, vértigos Normal o anormalidades focales en el área temporal
********* ************** **************** ************
LÍMBICAS
Epilepsia temporal mesial con esclero-sis del hipocampo y otras epilepsias temporales mesiales Auras vegetativas y/o psíquicas, (sensación epigástrica, temor, etc. Automatismos oroali-mentarios. Crisis motoras por propaga-ción. Recuperación lenta Interictal: normal o espiga, (rara vez onda-lenta o punta-onda), en áreas de proyección temporal, (F7-8, T3-4 y/o esfenoidal) Ictal: Actividad Lenta theta, (paroxística o no), en áreas de proyección temporal. Puede Estar precedida por desincronización basal, frecuentemente bilateral.
EPILEPSIAS NEOCORTICALES
Epilepsia del lóbulo frontal Crisis focales motoras clónicas, crisis tónicas asimétricas y crisis psicomotoras Interictal: espigas, punta-onda u ondas lentas en cua-drantes anteriores. Ictal: paroxismos de ritmos rápidos o punta-onda en áreas de proyección frontal, precedi-dos o no por desincronización basal, frecuente-mente bilateral
Epilepsia de lóbulo temporal lateral Crisis similares a las mesiales+signos neo-corticales. Alteración del lenguaje, alucina-ciones auditivas y visuales, vértigo, parestesias, etc. Interictal: normal o espiga, (rara vez onda-lenta o punta-onda), en área de proyección temporal. Ictal. Actividad paroxística rápida, (rango alfa o beta), en áreas de proyecc. tempor
Epilepsias focales sintom o probablem sintomcriptogénica Epilepsia del lóbulo parietal Síntomas somato-sensitivos, parestesias, adormecimiento, asomatogmosia, etc.. Vértigo. Desorientación espacial. Interictal: espigas, punta-onda u ondas lentas en áreas de proyección parietal. Ictial: paroxismos de ritmos rápidos, menos frecuente punta-onda u ondas lentas en á de proyección parietal.
Epilepsia del lóbulo occipital Crisis visuales: escotomas, hemi-anopsia, amaurosis, visión borrosa, fosfenos, alucinacio-nes elementales. Crisis oculoclónicas nistagmiformes u oculóginas. Interictal: espigas, punta-onda u ondas lentas en áreas de proyección occipital. Ictal: paroxismos de ritmos rápi-dos, menos fre-cuente punta-onda u ondas lentas en áreas de proyección occipital.
Convulsiones focales migrantes del lactante Crisis parciales simples y complejas. Migran de un hemisfe-rio a otro. Predominan en vigilia. Espigas focales al inicio y multifocales posteriormente.
Síndrome de Kojewnikow Crisis parciales motoras aisladas o en status. Mioclonías focales Interictal: espigas centrales o sagitales. Ictal: paroxismo de ritmos rápi-dos, ondas lentas o punta-onda frontocentrales.
Síndrome de hemiconvulsión- hemiplejía Status clónico unilateral Interictal: ondas lentas unilatera-les posictales de elevado voltaje. Ictal: paroxismos punta-onda u ondas lentas unilaterales.
********* ************** **************** ************
Epilepsia Mioclónica benigna del lactante Mioclonías cefálicas o generalizadas breves Salvas de punta o polipuntas- ondas generalizadas predominantes en sueño
Epilepsia con crisis mioclónico- astáticas Crisis mioclónicas o mioclónico-atónicas, (generalizada o seg-mentarias) Drop-attacks Paroxismos breves de polipuntas o polipuntas-onda generalizados.
Epilepsia ausencia de la niñez Ausencias puras o con componentes clónicos, tónicos, automáticos o vegetativos Paroxismos de punta-onda bilateral y simétrico a 3Hz activada durante la hiperventilac.
Epilepsia con ausencias mioclónicas Ausencia con mioclonías bilaterales rítmicas graves Paroxismos generalizados de punta-onda a 3Hz
Epilepsia con mioclonías palpebrales y ausencias Mioclonías palpebrales con desviación ocular ha-cia arriba y ausencias breves Paroxismos de punta o polipun-tas-ondas habitualmente Fotosensibl
Epilepsias generalizadas idiopáticas con fenotipos variables:
Epilepsias generalizadidiopáticas -Epilepsia ausencia juvenil Ausencias ocasional-mente asociadas con crisis tónico-clónicas generalizadas y/o mioclónicas Paroxismo de punta-onda generalizados a 4 o 5Hz activados por la hiperventilación
-Epilepsia mioclónica juvenil Mioclonías predominantes en los miembros superiores y crisistónico-clónicas generalizadas, (que pueden estar precedidas por mioclonías), cercanas al despertar Paroxismos de polipuntas-ondas generalizadas a 4-5Hz. Con frecuencia fotosensibles
-Epilepsias con crisis tónico-clónicas generalizadas Crisis generalizadas tónico-clónicas. Predominan al despertar. Ausencias. Mioclonías. Paroxismos de punta o polipuntas-onda generalizados, (frecuencia mayor de 3Hz)
Epilepsia generalizada con convulsiones febriles “plus” Convulsiones fecbriles más allá de la edad típica. Convulsiones generalizadas tónico-clónicas y mioclónicas. Menos frecuente, convulsiones parciales Normal o paroxismos generalizados de punta y polipunta-onda
*************** **************** *************** ************
Epilepsia del lóbulo occipital idiopática fotosensible Crisis visuales fotosensibles de inicio en el lóbulo occipital Espigas occipitales. Paroxismo espiga-onda en cuadrantes posteriores o gral activadas por fotoestim.
Otras epilepsias sensibles al estimulo visual Crisis tónico-clónicas generalizadas o crisis o crisis mioclónicas desencadenadas por la luz solar, luces inter-mitentes, TV, video-juegos, et. Paroxismos de punta o polipuntas-onda fotosensibles
Epilepsias reflejas Otras epilepsias sensibles a estímulos no visuales Mioclonías o crisis tónico-clónicas generalizadas desenca-denadas por estímulos táctiles u otros Paroxismo de puntas o polipuntas-onda desencadenados por el estímulo específico
Epilepsia primaria de la lectura Crisis desencadenadas por la lectura. Visuales y/o motoras con com-promiso de los múscu-los masticatorios Espigas o paroxismo o punta-onda temporoparietales
Epilepsia del sobresalto, (starle epilepsy) Crisis tónicas asimé-tricas breves desenca-denadas por el estímu-lo auditivo y/ o táctil. Crisis focales y con-vulsiones generaliza-das espontáneas Espigas focales o bilaterales. Paroxismos de ritmos a 8-12Hz desencadenados por el estímulo auditivo y/o táctil
********* ************** ***************** *************
Encefalopatía mioclónica temprana Mioclonías fragmentarias o grals.Crisis parciales erráticas Paroxismo-supresión
Síndrome de Ohtahara Espasmos tónicos.Crisis parciales motoras Paroxismos-supresión
Síndrome de West Espasmos infantiles Hipsarritmia
Síndrome de Dravet, (epilepsia mioclónica severa del lactante) Inicialmente, crisis motoras clónicas febriles prolongadas. Luego crisis parciales simples y complejas, crisis tónico-clónicas generalizadas y mioclónicas. Al inicio, normal, luego polipuntas-onda generaliza-das, frecuente fotosensibles y/o espigas focales y multifocales
Encefalopaepilépticas Estado de mal mioclónico en encefalopatías no progr Ausencias y mioclonías distales Descargas difus de ondas lentas.con espig intercalad.
Síndrome de Lenmox-Gastaut Ausencias. Crisis atónicas o mioclónico-atónicas. Crisis tónicas durante el sueño Salvas punta-onda variedad lenta, (menos de 3Hz). Descargas de ritmos rápidos generalizados. Espiga multif
Síndrome de Landau-Kleffner Afasia persistente. Crisis motoras parcia-les o generalizadas en la mayoría de los casos Espigas y/o paroxismos de polipuntas-onda con predominio en áreas laterales. Se activan duran-te el sueño lento
Epilepsia con punta-onda continua durante el sueño lento Crisis motoras parcia-les y gral durante sueño. Ausencias atípicas. Deterioro del lenguaje y siquismo. Actividad paroxística punta-onda difusa y continua durante el sueño lento.
********* *************** **************** ************
Epilepsias mioclónicaprogresivas Véanse enfermedades específicas
********* ************* *************** *************
Epilepsias c crisis activadas por  fiebre Convulsiones febriles simples Convulsiones generalizadas tónico-clónicas breves Normal u ondas lentas posterio-res. Paroxismos generalizados hipnagógicos de punta-ondas irregulares.
Convulsiones febriles con factores de riesgo Convulsiones focales. Convulsiones generalizadas prolongadas Espiga punta-onda, ondas lentas focales. Paroxismos generalizados de punta y polipunta-onda.
 

Etiquetas: , , , ,

LA EVALUACION EN NEUROCIENCIA COGNITIVA

== >     EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

NEUROPLASTICIDAD y TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

Presentación en power point:  TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA Y NEUROPLASTICIDAD



 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: