RSS
Imagen

EL ARTE DE MEDIR EL TIEMPO

09 Mar

EL ARTE DE MEDIR EL TIEMPO  .

A través de la colección de relojes del Museo Franz Mayer es posible recorrer la historia de esta fascinante pieza. Este tipo de artefactos son el resultado del trabajo de relojeros y artífices especializados en pintura, madera, metal y otros materiales preciosos. Relojes de pie o “abuelos”, relojes de mesa, de pared, de bolsillo, así como relojes de arena y de sol conforman este acervo, dando cuenta de algunos de los episodios más importantes de este arte. La mayoría de nuestros ejemplares provienen de Holanda e Inglaterra, aunque también existen algunos alemanes, norteamericanos, y de manufactura local. La pieza más antigua de la colección, obra de Daniel M. Quare, es un trabajo inglés que data de 1680; este ejemplar es de maquinaria mecánica y, debido a su forma, se clasifica como reloj-linterna. Los relojes de este tipo se colocaban en la pared, apoyados sobre repisas de madera con perforaciones por las que pudieran atravesar las cuerdas con pesas de su maquinaria. Los relojes varían en cuanto a sus materiales; hay de diferentes tipos de madera (ébano, nogal, palo de rosa, etcétera), también existen piezas trabajadas en carey, marfil y madreperla; por otro lado, comprenden la aplicación de distintos metales y aleaciones. En cuanto a la técnica que resume el tratamiento que denotan sus cajas varía dependiendo de su procedencia: los relojes holandeses generalmente presentan trabajos de marquetería e incrustación, mientras que los ingleses se distinguen por su chapeado en caoba y raíz de nogal, así como por sus aplicaciones en metal. Entre los ejemplos más interesantes destacan los relojes que indican las fases lunares o aquellos que muestran el signo zodiacal que rige cada periodo, así como otros que sirvieron para mostrar la hora en la oscuridad u otros más de uso personal, caracterizados por comprender imágenes sugerentes. Hay algunos que tocan campanas en distintos momentos y otros que se acompañan por cajas musicales que tocan diferentes marchas y canciones populares; algunos más forman parte de muebles más grandes, tal es el caso de un reloj alemán de finales del siglo XVII cuya estructura cuenta con múltiples cajones y puertas. Por Museo Franz Mayer Gracias a http://culturacolectiva.com/

Reloj de arena

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: