RSS

Bauman z. – Manzini e. Articulación de conceptos.

08 Jul

 

ImagenCarolina Cardone.

Introducción

El proceso de cambios tecnológicos por efecto de la reestructuración productiva, conocido como globalización ha generado impactos y cambios en la sociedad actual dando lugar a una nueva modernidad, llamada postmodernidad.
El presente trabajo es un intento de analizar y encontrar las tendencias actuales en cuestiones sociales, productivas, ambientales entre algunos de los factores importantes que los autores estudian desde sus perspectivas, para explicar la sociedad en la época actual.

Sobre ZygmuntBauman

Es un sociólogo y filósofo nacido en Polonia en 1925, proveniente de familia judía. Por su condición de judío, tuvo que huir de los nazis a la Unión Soviética. Militó en el partido comunista en Polonia.Se ha dedicado básicamente a la docencia como profesor de filosofía y sociología en universidades europeas (Varsovia, Inglaterra) y actualmente sigue desarrollando actividades como docente en Inglaterra.

Bauman desarrolló una cantidad importante de obras, como por ej. “Modernidad y Holocausto”, “La globalización y las consecuencias humanas”,” Trabajo, consumismo y nuevos pobres”,” Modernidad liquida”, “Identidad”, entre otras,  en las cuales revela el interésy trabajo comprometido sobre conceptos y perspectivas muy importantes de análisis de la realidad y época actual, planteando el paso o transformación de la modernidad solida a la modernidad liquida, dos conceptos básicos para entender su perspectiva, relacionada a la visión del paso de la modernidad a la postmodernidad que expresan los mismos conceptos.

Define a la sociedad sólida como aquella en la que se valoraba lo perdurable, la unión, la tradición, el compromiso a largo plazo, la seguridad.Ésta ha quedado ya lejos de la actualidad en donde afirma, sucede todo lo contrario definiendo la sociedad liquida como aquella de lo efímero, lo incierto, lo impredecible, de valores relativos.

Desde este enfoque para Bauman, la sociedad actual no tiene “barreras” que canalicen su cauce  y por ende fluye libremente.En ella nada se mantiene firme y todo adquiere formas inestables, haciendo una analogía con los líquidos.El hombre ya no acepta moldes, sino que genera el suyo propio, el cual está dispuesto a cambiar infinidad de veces y donde su capacidad de acción ahora es infinita.

Bauman sostiene que la globalización es el producto y el motor de la modernidad liquida, ya que es un proceso que rompe los límites del espacio y el tiempo.

En su libro la “La Globalización – consecuencias humanas”  Bauman se refiere a la palabra globalización como provocadora de sensaciones ambivalentes, para algunos es felicidad y para otros infelicidad.Hay en realidad dos procesos interconectados que tienen que ver con que la globalización,  divide en la misma medida que une, la comprensión tiempo espacio que marca la transformación de la condición humana, muestra que así como por un lado pueden producirse flujos de negocios y de información de dimensiones planetarias, también hay movimientos que promueven procesos “localizadores” de fijación del espacio.

Para Bauman, la inmovilidad no es una opción realista en un mundo de cambio permanente, pero así como hay algunos grupos, poblaciones, etc. verdaderamente “globales”, hay otros que quedan detenidos en su “localidad. Efectivamente los “globales” dan el tono, ponen las reglas del juego de la vida, para lo cual ser “local” implica una penuria o degradación social, ocupar una posición de interpretador y no de creador, pues pierden su capacidad de negociar y generar valor.

Los procesos globalizadores incluyen una segregación, separación y marginación social progresiva.

En esta época, la característica es el espacio variable, la deslocalización de los saberes,  la deslocalización del poder,  con su consiguiente “pérdida de poder”, una nueva jerarquía caracterizada por algunos que ocupan la “cima” y otros que ocupan la “base” y una nueva clase media que oscila entre los dos extremos, situación que le hace padecer  una aguda incertidumbre existencial, ansiedad y miedo.

En el mundo que habitamos la distancia no parece ser demasiado importante, desde que se navega por la web, el espacio dejo de ser un obstáculo.

“La globalización arrastra las economías a la producción de lo efímero, lo volátil (mediante una reducción masiva y generalizada del tiempo de vida útil de productos y servicios) y lo precario (trabajos temporarios, flexibles, de tiempo parcial). Ricardo Petrella (Especialista en economía política) publicado en  “Una máquina infernal” 1997.

La industria actual está montada para producir atracciones y tentaciones, pero se produce una carrera en pos de deseos nuevos, no tanto de formas de satisfacerlos, la clave está en mantener en movimiento al deseo.

La sociedad de la etapa industrial era una sociedad de producción que utilizaba a sus miembros como productores y soldados, cada uno debía cumplir y hacerlo de buen grado. En la etapa actual, lo que importa no es tener “soldados”, sino consumidores; la norma a cumplir es ser consumidor. Para aumentar la capacidad de consumo hay que mantener despierto y alerta al consumidor, hay que producir un consumidor que quiera dejarse seducir. No todos pueden ser consumidores, no basta desear, para que el deseo sea realmente deseable, para ser una autentica fuente de placer, es necesario tener la esperanza razonable de acercarse al objeto deseado.

La sociedad posmoderna, de consumo, esta estratificada de modo tal que hay grados de movilidad, los de arriba, los de abajo,  pero una diferencia entre los de arriba y los de abajo es que los de arriba pueden alejarse de los segundos pero no a la inversa. Las experiencias vitales entre los que viven en un lado y los que viven en el “otro”, son tan radicalmente distintas que según Bauman no está claro sobre que podrían hablar los residentes de uno y otro lado si se conocieran y quisieran conversar.Los “de arriba” tienen la satisfacción de andar por la vida a voluntad, de elegir su destino de acuerdo con los placeres que se le ofrecen, pero los “de abajo”, les sucede que los echan una y otra vez del lugar que quisieran ocupar.

El acceso a la movilidad global se ha convertido en el más elevado de todos los factores de estratificación.

Para los globalmente móviles, (los de arriba, los del primer mundo) el espacio ha perdido sus restricciones  y se atraviesa fácilmente, Bauman los llama “turistas”. Para los “localmente sujetos”, los que están impedidos de desplazarse,  el espacio real se cierra, y Bauman los llama “vagabundos”.La “globalización” está estructurada para satisfacer los sueños y deseos de los turistas. Su efecto colateral, pero inevitable es la transformación de muchos más en vagabundos.

Independiente del espacio, el capital ya no necesita una mano de obra fija en diferentes lugares.Dos mundos, dos percepciones del mundo, dos estrategias. El posmodernismo no hace más que expresar las vivencias de la casta de los globales, no explica ni expresa otras vivencias que también integran la escena posmoderna. Hay una ruptura casi total entre las elites cultas y el pópulus.

Sobre EzioManzini

Arquitecto, ingeniero y profesor de diseño industrial en el politécnico de Milán. De origen italiano. Es director de la unidad de investigación DIS Diseño e Innovación para la Sostenibilidad (red internacional, http://www.desis-network.org).

 Es uno de los mayores pensadores del diseño de la actualidad, ya que basa su perspectiva y sus teorías de diseño en las posibilidades de transformación social a través del diseño industrial, disciplina en la que trabaja considerando que los cambios actuales necesarios son profundos y de raíz y que el diseño debe estar a la altura y dar respuestas en desarrollos de solución perdurables, garantizando lacalidad de vida máxima para la humanidad y su evolución.

Escribió numerosos textos sobre diseño industrial “La materia de la invención” “Artefactos” “Para una transición cultural hacia la sostenibilidad” “Diseño e innovación social”“Ecología y Democracia” “Equilibrio eco-tecnológico” entre otros.

Tiene una importantísima participación mundial sobre diseño estratégico para la sustentabilidad e innovación social (Italia, China, ONU, Japón, Brasil, Holanda, Australia, etc.) siendo un experto en la materia en la que trabaja y dedica sus investigaciones desde hace 30 años.

Los conceptos más importantes desarrollados por Manzini son el de Innovación social como camino hacia un nuevo modelo de vida, desarrollando soluciones y planteamientos de escenarios a través del Ecodiseño. Propone dos maneras de actuar, una a través de la “táctica” mediante políticas medioambientales, y a través de la “estrategia”de alcanzar una ecoeficiencia social, es decir generando y propiciando nuevos comportamientos de consumo.

Otro concepto importante es el de Sustentabilidad, que Manzini define como los límites del medio físico y semiótico y la complejidad de los sistemas. Como capacidad de permanecer, de mantenerse activo en el transcurso del tiempo. El desarrollo sostenible que permite cubrir las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de generaciones futuras de cubrir sus necesidades.

Manzini plantea que en la actualidad la percepción de la actividad productiva y técnica se ha “fluidificado”, esto se refiere a la sobreofertas de alternativas (ofertas sin límites) con propuestas de infinidad de formas que aparecen aceleradamente y que generan una importante confusión en la sociedad que no puede asimilarlas, “nos enfrentamos a la híper eleccióncon la impresión de que nunca elegimos de verdad” dice Manzini. Por esto, propone como diseñadores cambiar el concepto de bienestar basado en el consumo de productos, por el bienestar basado en la cultura de la calidad y no de la cantidad.

Las estrategias para lograr mediadores entre la oferta y la demanda se definen en dos líneas fundamentales: las que llevan a la producción de productos flexibles y las que ponen en marcha procesos flexibles. El concepto de producto flexible, implicara que el producto se adapte a diferentes tipos de usos, o destinado a diferentes usuarios para lo cual pueda ofrecer significados diferentes.  En cuanto a procesos flexibles, se refiere a que permitan soluciones técnicas, con rápidos cambios en los productos.

En la época preindustrial, en el campo de los productos materiales no había mucho para elegir, es decir, había una variedad de productos manufacturados que se han delineado en el tiempo y sobre todo en un espacio, donde por ejemplo hablar de un jarrón significaría para los miembros de un mismo grupo social, un mismo tipo de jarrón.  Y esta situación podía darse, pues eran contextos de gran estabilidad cultural y tecnológica, donde se había logrado una “convención”. Esta convención determinaba que las características de una cosa fueran implícitas, algo socialmente adquirido.

“La formación del pensamiento moderno (con la valoración de la subjetividad del individuo) y sobre todo la revolución industrial (con la introducción de nuevas formas de vida, de nuevos modelos culturales y nuevos productos) condujeron a la ruptura de todo el aparato de convenciones que constituía la cultural material de la fase precedente.”

En la época actual, el sujeto se da cuenta que no es posible vivir sin convenciones, sin algún tipo de modelos, porque elegir continuamente dice el autor es “un gran derroche de energía. “Se apunta a crear una nueva convención, que se define como “convención sistémica” en la que la velocidad de flujos de información permite a todos los productores acercarse rápidamente a la solución que mejores resultados haya dado en la práctica”.

En esta fase de industrialización madura, los procesos productivos se organizan para generar  la variedad. Señala Manzini, que en esta época  vivimos en un ambiente semiótico contaminado de mensajes, donde se produce una saturación de formas con la consecuente dificultad del público para orientarse y elegir en un contexto “tan ruidoso”. Por eso plantea el autor, que es fundamental que se re contextualice la variedad, pues estamos frente a un ambiente (tanto semiótico como físico) que contamina, que nos deja en un estado de “sin sentido.”La futura calidad del ambiente artificial dependerá de la calidad de difusión de este proyecto-producción.

La producción de identidad técnico cultural

En la fase de revolución industrial, los cambios que privilegiaban al acero, eran coincidentes con aquellos en los que se daba lo “nuevo” en maquinarias, ferrocarriles y grandes construcciones entre otros. Concretamente, esta estrecha conexión entre las propiedades del material y los campos aplicativos innovadores en los que este se venía utilizando, repetida durante un tiempo suficiente, produjo con rapidez un significado socialmente reconocido: el acero como símbolo de la dinámica innovadora moderna y del progreso.

Sin embargo, la historia de los materiales poliméricos, en la segunda fase de la revolución industrial es totalmente diferente: su introducción no solo se dio en tiempos más rápidos  sino también en campos aplicativos diversificados y aprovechando a fondo su naturaleza “plástica” es decir su capacidad para asumir formas superficiales diferentes, no asumieron una identidad propia sino que han buscado imitar identidades pasadas.El proceso de atribución de un significado cultural a los plásticos puede considerarse como el primer caso en el que la semantización de un soporte matérico deja de ser un fenómeno “espontaneo”, sino que presenta una componente de diseño consciente, aunque todavía no explicita.

Conclusiones: Algunas ideas que comparten estos autores sobre la sociedad posmoderna.

1 – Ambos autores consideran el tema de cómo funciona la “elección” en la sociedad posmoderna?Bauman considerando que es la clase de “los globales” la que marca tendencia, orienta y pauta los modelos y formatos de productos y servicios a gestionar, producir y consumir bajo la consigna de un deseo que nunca se satisface.En similar línea, Manzini piensa que nos enfrentamos a una híper- elección con la impresión que nunca elegimos de verdad, y de que los objetos no tienen un significado que nos identifiquen culturalmente.

2 – Otro aspecto en que podemos ver que sus pensamientos se aproximan, es con respecto a que en nuestra época actual “ya no hay grandes modelos de referencia” las convenciones, y valores  se disuelven dice Manzini bajo el impacto de los medios de difusión. Habla de una “fluidificación” en las actividades productivas, las cuales presentan limites indefinidos en la producción de cada vez más formas que la sociedad no puede asimilar y entra en una voracidad ciega de consumo sin sentido.Por su parte, Bauman, utiliza su conocida metáfora de “modernidad liquida”, donde procura acentuar  las características de perdida de solidez y de buenos puntos de anclaje en lo real, ya que en  nuestra sociedad los puntos de referencia son  tan dinámicos, móviles, flexibles que no da tiempo “a leer las instrucciones”.

3 – Ambos coinciden en la búsqueda de una identidad, Bauman desde la modernidad liquida, se refiere al proceso por el cual el individuo tiene que poder integrarse a una sociedad cada vez más global, pero sin identidad fija pero si maleable y voluble.Por su parte Manzini se refiere a la identidad, como la búsqueda de una estética (lenguaje y sensibilidad)  en las relaciones humanas, la cual aún no ha sido construida y lo plantea como un desafío para los diseñadores. Ambos autores, cada uno dentro de su especialidad y visión sobre el mundo, parecen coincidir en que las formas en que se gestionan los recursos materiales para producir diversos productos se pueden equiparar  con diferentes formas en la semantización de la realidad. Las sociedades han pasado por distintas épocas históricas sociales, que modelaron, delinearon y sirvieron de modelos de actuar y vincularse entre los seres humanos. Bauman ve en esta evolución de la sociedad la pérdida de identidad respecto a las raíces culturales, y tanto los saberes, como el poder están deslocalizados y perdiendo efectividad. Manzini por su parte señala que los soportes materiales de la sociedad parecen haber perdido su tradicional inercia y estabilidad, y destaca la superficialización de la experiencia y lo difuso de los límites que hacen que el sujeto se sienta perdido, navegando en una cultura donde es difícil producir significación.

4 – Otro punto de encuentro es por ejemplo en que Bauman refiere a los conceptos de modernidad sólida y modernidad liquida como un proceso en el cual se ha dejado atrás la “solidez” para entrar en una nueva estructura social fundada en la razón, que al no haber sido construida aun, se ha ocupado con lo “liquido”, con lo inestable, lo frágil, lo que necesita pasar a otro estado (de solidificación o evaporación) y donde lo único seguro es el “cambio”.Por su parte, Manzini también menciona este proceso, como de haber pasado de la era del acero, y toda la fortaleza, solidez, duración que representa este material, a la era de los polímeros, flexibles, menos sólidos y durables. Es decir, que también los cambios en la utilización de los materiales se acompañan con cambios en la forma de las relaciones sociales. De una sociedad “acero” a una sociedad “polímero”, flexible que toma forma según la necesidad cambiante, que no dura tanto y que en las relaciones sociales se manifiesta como “no involucrarse”, “no tomar partido” y acomodarse a las situaciones de manera superficial.

5 – Para terminar he analizado alguna relación entre los autores en cuanto al paso siguiente que debe dar la humanidad en el sentido de una transformación social profunda, que alcance los niveles de calidad de vida necesarios para la existencia. Desde la perspectiva de Manzini, el plantea que el proceso de transformación social está dado por el proyectode Innovación Social,  trabajando activamente sobre los comportamientos de consumo y en las tecnologías empleadas para alcanzar estos fines y generar nuevos escenarios de consumo, que permitan un estado de bienestar sostenible. Por lo tanto el papel de la tecnología es fundamental con lo cual podemos pensar su uso para el cambio hacia una sociedad sustentable, lo cual implicaría un cambio en la conciencia y hábitossociales. “En la competencia industrial, sobrevivirá lo que sea más capaz de adoptar nuevas condiciones productivas y ambientales, proponiendo soluciones de calidad.” Bauman en cambio, plantea más bien un escenario basado en la incertidumbre, donde no busca dar respuestas definitivas, dado el proceso de incesantes cambios. Bauman busca en todo caso, presentar otra manera o visión del mundo contemporáneo, para cuestionarnos sobre cuál es el futuro que queremos y cual el que nos espera.

 

Bibliografía y sitios consultados

ZygmuntBauman

La globalización. Consecuencias humanas 1999

Amor Líquido 2005

Modernidad Liquida 2004

Identidad 2005

http://es.wikipedia.org/wiki/Zygmunt_Bauman

Las instituciones en los bordes de la modernidad líquida.  Prof. Silvia Pérez Fonticiella

http://elextranjero.com.mx/wordpress/?p=670

http://www.lecturalia.com/autor/2331/zygmunt-bauman

EzioManzini

Artefactos. Hacia una nueva ecología del ambiente artificial 1990

Ecología y Democracia

Equilibrio Eco tecnológico

La materia de la invención

http://www.changedesign.org/Resources/Manzini/ManziniMenuMain.htm

Entrevista en Universidad Nacional  de Colombia http://vimeo.com/7510917

http://designthinks.blogspot.com.ar/2008/07/ezio-manzini.html

 

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: